viernes, 25 de mayo de 2012

Las violetas de agüelita

Esta semana ha sido muy dura...
El entierro del padre de una gran amiga que llevaba año y medio luchando contra un cáncer de pulmón...
El mismo día me informan que un amigo inglés ha muerto de un cáncer de estómago en apenas dos semanas...
Y estoy pasando una gastroenteritis que me ha dejado debilitada y mareada, encerrada en casa...

Cada día al entrar en casa veo "las violetas de mi agüelita", que me regaló cuando aún estaba en vida y que pasaron más de dos años sin florecer. Curiosamente, desde que murió ella han florecido como nunca. Y este año están preciosas!



Y para mí es inevitable en estos días, que la falta de salud y la muerte han estado alrededor, recordar a mi abuela y pensar que ese tipo de "muerte dulce" seria la deseada por todos nosotros...

Dulces sueños.

15 comentarios:

  1. Solo puedo decirte que mucho ánimo, y mucha energía positiva desde mi pequeño rincón del mundo...esas flores son la mejor medicina que puedes necesitar...Un abrazo ENORME de oso polar, aunque últimamente haga mucho calor...;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado eso del abrazo de oso polar...
      Gracias Noelia.

      Eliminar
  2. ANIMO querida Guaci. Hay vida en esas violetas...no lo olvides....Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y están preciosas... y aguantan y aguantan un montón de días...
      Gracias Winnie.

      Eliminar
  3. Pues a veces nos quejamos por tonterías, cuando por desgracia hay personas que viven historias mucho más duras y algunas con finales precipitados y dolorosos. Tu eres un ejemplo que la vida hay que vivirla día a día, por eso te aprecio tanto. Guapi que esas violetas y sus recuerdos te alegren éstos días tristes. MuAcKi!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú otro ejemplo de superación y de que se puede hacer mucho más de lo que la gente cree...
      Gracias por tus palabras, Nuria.

      Eliminar
  4. Guacimara, lamentablemente, la muerte es parte de la vida por más que nos duela. A veces, nos tocan pérdidas difíciles de superar (aún no supero algunas), pero siempre hay algo que nos recuerdan que siguen viviendo en nosotros, ya sea una foto, una anécdota, un sabor, un olor, o unas hermosas violetas que siguen floreciendo.

    Espero que estés mejor de salud muy pronto. Te envío un regalito al mail del blog. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poquito a poco voy recuperando fuerzas.
      Gracias por tus palabras Luciana.
      Pero no he recibido nada en el mail! :(

      Eliminar
  5. Un post muy tierno. Que te recuperes.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Mucho ánimo en estos momentos! Qué te recuperes prontito! Seguro que en parte gracias a esas violetas mágicas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, ya estoy mucho mejor.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Yo también empecé mal la semana pero la estoy terminando la mar de bien. Ánimo, es lógico que estés tristona. Te deseo una pronta recuperación. Cuando oigo el tema cáncer, siempre, siempre recuerdo a mis padres, que tristemente fallecieron.
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  8. Un abrazo bien fuerte, espero ya estés recuperada y que poco a poco los ánimos vayan para arriba. Tiempo al tiempo y sigue disfrutando de la compañía de esas violetas que seguro te traerán buenas alegrías.

    ResponderEliminar